Buscar
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Buscar
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Edith Piaf – Padam Padam

Escuchar

El siguiente tema era una deuda de apasionado amor personal. La artista en cuestión necesita poca presentación. Nació el 19 de diciembre de 1915, con el nombre de Édith Giovanna Gassion. Su padre era acróbata, y para celebrar su nacimiento, se emborrachó y abandonó a su madre, que era cantante ambulante. Edith nació en plena calle debajo de una farola frente al número 72 de la calle de Belleville en París, y fue criada por las prostitutas de Bernay, en Normandia.

La situación empeoró cuando Edith, con 16 años, se quedó embarazada. En 1932 tuvo una hija a la que llamó Marcelle, pero murió a los dos años. La vida de la cantante quedó marcada por esta tragedia. Siguió cantando en cafés y clubes de la calle Pigalle, en el mundo que rodeaba a los barrios menos recomendables del París de la época.

Su vida cambió cuando Louis Leplée, propietario del cabaret Gerny’s, uno de los más conocidos de París la escuchó por casualidad cantando en la calle, y la contrató de inmediato. Su éxito no tardó en llegar y fue conocida como «Môme Piaf» («pequeño gorrión»). El propio Leplée instruyó a Edith para convertirla en una gran figura del cabaret. Era 1937, y había nacido una nueva estrella: Edith Piaf.

En una de esas maldiciones que insisten en repetirse, a mi entender es precisamente su infancia traumática, su infortunio y su terribles penalidades lo que hacen de la voz y la interpretación del pequeño gorrión algo tan abrumadoramente bello, tan cargada de océanos de verdad y de vida, tan capaz de hablarnos de lo que sentimos mejor que nuestro propio corazón. Y es que el poder que tiene Edith Piaf, ese de hacerte vivir cosas que no has vivido, lo tienen muy pocos seres que hayan existido, casi todos ellos músicos, hay que decirlo.

Este aire que me atormenta día y noche
Este aire no ha nacido hoy
Se trata de lo que yo soy
Arrastrada por un centenar y miles de músicos

Un día, esto será parecido a una locura
Cien veces he querido explicar por qué
Pero me cortó la palabra
Él parel siempre delante de mí
Su voz y mi voz cubiertas

Padam, Padam, Padam
Él viene corriendo detrás de mí
Padam, Padam, Padam
Me hace recordar el disparo
Padam, Padam, Padam

Esta canción la puedes escuchar en el programa que aparece en el reproductor de abajo

NO PIERDAS
EL RITMO

Recibe gratis las canciones publicadas en playjukebox.com cada semana en tu bandeja de correo

Servicio ofrecido por MailPoet

Abraham López Guerrero
Seleccionado por
Abraham López Guerrero

Abraham López Guerrero hace películas de dibujos animados y ostenta varios títulos internacionales al peor trompetista vivo.

Comenta

Más canciones de este programa

Canción 6