Buscar
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Buscar
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Harlem Gospel Choir – Amazing Grace

Escuchar
All4Gospel

Acecha la Navidad con sus fiestas, esas terribles comidas de empresa en las que uno ríe esos chistes sin gracia que cuenta el jefe, regalos y la inversión en unos kilos de más para empezar el año. 

Se me ocurría que para empezar a hacernos a la idea de lo que viene, qué mejor que algo de música espiritual; no sé, quizá para sintonizar con el espíritu navideño o también para relajarnos un poco antes de la tormenta del estrés festivo. ¿Qué tal una dosis de Góspel? Ese genero con raíces religiosas con orígenes del siglo XVIII que se desarrollo hacia distintas direcciones; el Góspel blanco en Europa y América y el góspel negro Afroamericano. La tradición que llegó a ser reconocida como música góspel afroamericana surgió a finales del siglo XIX y principios del XX junto con el ragtime, el blues y el jazz. Y básicamente se trata de eso, música espiritual y religiosa pero no nos olvidemos que sobre todo es música creada por esclavos.

La música góspel tal como la conocemos comenzó en la década de 1930, pero sus raíces se pueden ver mucho antes en los estados del sur de Estados Unidos. Las comunidades afroamericanas de finales del siglo XIX se reunían en iglesias para alabar y cantar himnos espirituales. El poder del mensaje y el ritmo de la música a menudo se manifiestan a través de los aplausos y taconeos que todavía se ven en las iglesias a día de hoy. Antes de eso, esos espirituales eran una parte importante de la cultura esclava. Grupos de esclavos cantaban juntos mientras trabajaban en las plantaciones, a menudo eligiendo canciones antiguas relacionadas con su fe. Para algunos, esto era una forma de sentirse más cerca de Dios durante las dificultades. Para otros, los cantos y armonías comunales crearían vínculos entre los trabajadores. Existía el uso de la canción como medio de comunicación encubierta, y en estos casos se hablaba de libertad, de justicia, de esperanza, de superar la opresión, de escapar de la esclavitud y sentirse elevado con el canto. Esa elevación que les alejaba de la sumisión y miseria. Esta música les devolvía algo que otros les arrebataban…la dignidad.

Esta canción la puedes escuchar en el programa que aparece en el reproductor de abajo

NO PIERDAS
EL RITMO

Recibe gratis las canciones publicadas en playjukebox.com cada semana en tu bandeja de correo

Servicio ofrecido por MailPoet

Artista de la fotografía e Historiador de Artes Visuales. Divide su día a día entre la docencia en distintas universidades y su actividad creativa personal. Vive y trabaja en Nueva York desde donde todas las semanas lanza una canción que se cuela en la exquisita selección musical de PLAYJUKEBOX.

Comenta

Más canciones de este programa

Canción 3